Los empleados dejan a los jefes, no a las empresas

15 febrero, 2013

Hace un par de días me topé con un interesante artículo en inglés titulado “Los empleados dejan a los jefes, no a las empresas”. Me parece una visión muy interesante acerca de la relación empleado-manager-empresa que quería compartir para su posible debate. Por eso me he permitido la licencia de traducir el texto (libremente) que aquí os dejo. Por cierto, si os interesa el tema, en el artículo original hay más de 80 comentarios, algunos muy interesantes.



Hoy me enteré de que uno de mis grandes amigos dejó su trabajo en una compañía de tecnología bien conocida en la que mucha gente “mataría” por trabajar allí. Le pregunté por qué se fue, esperando una respuesta como “Necesitaba un desafío mayor”, o “Superé el puesto y no había lugar para crecer”, pero en lugar de eso dijo: “No podía seguir trabajando con mi jefe “.

Mientras decía esto, pensé en todas las personas que dejan sus puestos porque simplemente no pueden continuar trabajando con sus jefes. El trabajo era estimulante, el equipo era genial, pero trabajar con su director era insoportable. En estas situaciones, lo que parece suceder es que las empresas pierden a los buenos empleados habitualmente mientras todos los managers están sentados alrededor de una mesa de conferencias preguntándose cómo abordar el desgaste de los empleados, buscando el desarrollo de estrategias para la retención de empleados.

La retención de los empleados es un problema real al que todos los gerentes se enfrentan. La clave para ser capaz de mantener a los buenos empleados no es tanto el salario que les ofrecen o incluso el trabajo real, está más relacionado con la manera en la que son “administrados” y cómo se sienten trabajando con su manager. ¿Se sienten valorados dentro de su equipo? ¿Se les proporcionará información oportuna? ¿Sienten el apoyo del directivo que dirige al equipo o la empresa?

Abraham Maslow fue un psicólogo norteamericano que fue conocido por la creación de la “jerarquía de Maslow de las necesidades” que se pueden ver a continuación (pirámide de Maslow):

piramide-de-maslow

Fuente: Educactivos

Como managers somos capaces de trabajar tres niveles de necesidades dentro de esta jerarquía – la seguridad, el afiliación y estima. Estos tres niveles representan los diferentes elementos dentro del lugar de trabajo. El primer nivel – la seguridad – se refiere a la seguridad en el empleo, la promoción profesional, así como beneficios sociales como los seguros de salud e incluso al gimnasio [NdT: Recordemos que en el contexto norteamericano no existe un sistema sanitario como el que nosotros conocemos y para ellos es muy importante el tipo de seguro sanitario que ofrezca una empresa]. ¿Cómo se sienten los empleados acerca de su trabajo? ¿Están constantemente temerosos de recortes debido a la recesión? ¿Saben que como gerente te preocupas por su bienestar, así como de su trabajo?

El siguiente nivel es la afiliación y la pertenencia. La gente quiere sentir como si estuviera haciendo algo que marca una diferencia y que forman parte de algo más grande. Es muy importante como el manager reparte las tareas, la tutorización y la interacción con los empleados, mostrarles lo mucho que se valora su trabajo. Es el deber de un jefe mostrar a los empleados cómo su trabajo está marcando una diferencia y es parte de un plan mucho más grande. La peor cosa para un empleado es llegar a pensar que es sólo una pieza más en una máquina.

El último nivel es la estima. Se refiere a la confianza y el respeto. Es importante gestionar al personal a tu cargo en términos de cómo se sienten hacia el trabajo y con sus compañeros y directivos. El respeto en el lugar de trabajo es muy importante y puede ser la diferencia entre mantener un buen empleado o perderlo. La formación y el desarrollo cuando sea necesario es una buena manera de aumentar la confianza y equipar al personal con los conocimientos adecuados. La inversión en el personal para ayudarles a mejorar las cualificaciones beneficia tanto a la empresa como para los empleados. Zig Ziglar dijo una vez que sólo hay una cosa peor que formar (o hacer crecer) a tu personal y dejarlos ir, y es no formarles y dejarles quedarse.

Un profesor de la Universidad Estatal de Florida (FSU) y dos de sus estudiantes de doctorado han realizado un estudio que pone de relieve el impacto de un jefe abusivo o malo. Los investigadores encuestaron a más de 700 personas que trabajan en varios puestos de trabajo y les pidió su opinión sobre el trato de su supervisor en el trabajo.

El estudio reveló los siguientes resultados:

39%: Su supervisor no cumplió las promesas
37%: Su supervisor no atribuyó el crédito indebidamente
31%: Su supervisor les dio el “tratamiento del silencio” en el último año.
27%: Su supervisor hizo comentarios negativos sobre ellos a otros empleados o gerentes.
24%: Su supervisor invadió su privacidad.
23%: Su supervisor culpó a otros para encubrir errores o minimizar la vergüenza

Fuente: Florida State University

Estos puntos son una buena lista para comprobar cómo estás manejando tu personal, ya que al final de todo los empleados dejan a los gerentes y jefes, no a las empresas!

Be Sociable, Share!

Tags: , , ,
Posteado en Tecnologia | Comentarios (4)

4 Respuestas a “Los empleados dejan a los jefes, no a las empresas”

  1. Los empleados dejan a los jefes, no a las empresas dice:

    […] Los empleados dejan a los jefes, no a las empresas […]

  2. Maria J.S. dice:

    No se yo hasta que punto esto es aplicable a España, un país subdesarrollado laboral y tecnológicamente, dónde los salarios de un “buen empleado” son a menudo peores que los de la señora de la limpieza.

  3. q dice:

    “no atribuyó el crédito indebidamente”, ¿entonces sí lo atribuyó debidamente?

    Es recomendable no usar dobles negaciones (“no”, “in-“), que se lía la cosa.

    Además, en el original no hay doble negación. “failed to give credit when due”: no dió crédito a quien lo merecía.

  4. Antonio dice:

    Yo trabajo en una de esas empresas en las que la gente “mataria” por entrar y he tenido que denunciar judicialmente a la empresa y a mi jefe por mobbing. Rrhh en 1 año tampoco ha hecho nada para solucionar la situación y eso que he reportado todos los abusos.
    A las empresas solo les interesa que las miserias no trasciendan de sus fronteras.

Dejar un comentario